Ágata negra

El ágata tiene un origen hidrotermal, en rocas volcánicas pobres en silicio. En el mundo antiguo gozaba de una alta consideración ya que favorece la contemplación tranquila de la vida y la introspección.

El ágata negra también sirve para contrarrestar las energías de bajos niveles. Envidias, pensamientos negativos, emociones en conflicto.

Este mineral puede ser usado también para estimular la comunicación en diversos planos.

Es una piedra de paz y sanación, permitiéndote ir hacia el centro de la tierra, hacia tu propio centro, y al centro de cualquier conflicto o asunto que desees resolver o sanar.

Productos con ágata negra

En Arte Cósmico hemos diseñado un brazalete para que lleves contigo las propiedades del ágata negra.

Búscalo en nuestro catálogo de productos con el nombre de Somos Uno.

La energía de las piedras

Estas son las piedras con las que trabajamos en Arte Cósmico. Pinchando en cada una podrás ver sus propiedades y los productos que creamos con ellas.

Ágata

Ágata negra

Amatista

Amazonita

Ámbar

Cornalina

Cuarzo

Cuarzo rosa

Cuarzo verde

Granate

Hematite

Labradorita

Lapislázuli

Lava volcánica

Malaquita

Ojo de Tigre

Ónix

Turquesa